345-Julio Munizaga Ossandón



CAUPOLICÁN

Fue el hijo de la raza legendaria que un día
surgió bajo sus selvas de robles y de lumas,
fiera raza en que nunca se alzó una dinastía
de magnos Atahualpas ni excelsos Moctezumas.

Músculo de centauro, mirada hosca y bravía,
corriera por sus venas la sangre de los pumas,
y erguido como un Hércules salvaje, se diría
un semidiós de bronce coronado de plumas.

El encendió la guerra bajo el boscaje glauco
y acaudilló a las hordas por las selvas de Arauco
blandiendo como un cetro la formidable maza.

Y ante la tribu llena del más salvaje asombro
se irguió bajo tres soles con un árbol al hombro,
como una majestuosa síntesis de la raza.

Julio Munizaga Ossandón

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada