517-Wenceslao Ayguals de Izco



SONETO BÁQUICO

El Málaga, el Jerez, el Tinto, el Blanco,
todos los bebo con ardiente ahínco.
Si al sólo verlos de alegría brinco
vive Dios que al beberlos no soy manco.

Jamás cuento las copas si me estanco
aunque lleve en el cuerpo veinticinco,
pues si a la inglesa entusiasmado trinco
de gozo y de placer bailo en un zanco.

Mientras que no lo cata es un mostrenco
que ayes de mal humor exhala bronco
llorando a su pesar como un zopenco,

Yo me río de todo, duermo y ronco,
más colorado y gordo que un flamenco,
tendido en blanco lecho como un tronco.

Wenceslao Ayguals de Izco

No hay comentarios:

Publicar un comentario